Pasar al contenido principal

Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2019-2020

Español

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (Agenda 2030) es global en términos de su alcance y de los compromisos asumidos, que se organizan alrededor de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) estrechamente interconectados entre sí, que la hacen indivisible por naturaleza.  “No dejar a nadie atrás” es uno de los principios fundamentales de la Agenda 2030, ya que su cumplimiento exige la participación de todos los sectores y actores de la sociedad, mediante alianzas para movilizar y compartir conocimientos, capacidades, tecnología y recursos financieros y para asegurar su implementación en todos los países.

El principio de “no dejar a nadie atrás” plantea importantes retos para América Latina y el Caribe (ALC). A pesar de los avances socioeconómicos alcanzados en el último decenio, esta región continúa siendo la más desigual del mundo. Una de las dimensiones de esta desigualdad la constituyen las brechas de desarrollo entre las áreas urbanas y rurales, reflejadas en un nivel de pobreza rural mucho más elevado. En los últimos años, en la región ha aumentado la pobreza y se han incrementado las brechas urbano-rurales en términos de pobreza y pobreza extrema, escolaridad, protección y seguridad social, sobrealimentación y obesidad, acceso a servicios básicos, salud y empleo.

En este informe 2019-2020, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) plantean un enfoque intersectorial de “doble vía”, que, en primer lugar, llame al reconocimiento de que no es posible superar la pobreza ni combatir el hambre, la malnutrición y el cambio climático, si las sociedades y los actores políticos de ALC no plantean lo rural como motor del desarrollo económico, social y ambiental en los países y, en segundo lugar, invite a considerar la agricultura y sus actividades relacionadas como indispensables para desarrollar otras actividades económicas complementarias que promuevan el desarrollo sostenible de los territorios rurales.


Autor del documento: CEPAL, FAO, IICA
Institución: Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)
Ir al enlace