Pasar al contenido principal

La nanotecnología y bionanotecnología para la uva de mesa

Perú Español

Para los productores de uva de mesa es un desafío producir en mayor cantidad con calidad y sin residuos. Debido al cambio climático, es mayor la presión de las plagas y las malezas que son cada vez más resistentes e incontrolables. La agricultura está buscando reinventarse y está adoptando nuevas tecnologías para ser más competitiva. Entre las nuevas ciencias que están revolucionando la industria es la Nanotecnología y la Bionanotecnología que son áreas multidisciplinarias relativamente nuevas que integran elementos de las ciencias biológicas.  Estas tecnologías están revolucionando la producción agrícola en diferentes partes del mundo. Una de las empresas líderes en el mundo, en la investigación y producción de insumos agrícolas en este campo es GEOLIFE de la India, con quien CAPEAGRO ha formado una alianza estratégica para comercializar sus productos bajo la linea GREENPOWER, que cuenta con más de 30 productos entre los que se encuentran nutriprotectores vegetales, estimulantes vegetales, fertilizantes orgánicos y potenciadores, entre otros, todos desarrollados bajo esta tecnología.

La Nanotecnología puede contribuir a que los productores de uva del Perú mejoren su cosecha, reducir costos y elimina el riesgo de residuos agroquímicos. Incluso, pueden obtener producción de uva orgánica con los mismos volúmenes de cajas por hectárea que la uva convencional, gracias a los nanofertilizantes Sanskar de CAPEAGRO.

Uno de los principales problemas de la uva de mesa en el Perú es el oídium. El nanoprotector vegetal BIOSTOP de CAPEAGRO es una alternativa limpia y eficiente, ya que la planta puede generar mecanismos de defensa que puede controlar hasta en un 70 % el ataque del patógeno. Biostop es un Producto para que la planta controle cualquier tipo de hongo, sea foliar, vascular o radicular. Contiene nanopartículas de diferentes elementos naturales, como el imethylfolate de calcio que activa el SAR (sistema de resistencia adquirida, que es uno de los mecanismos de defensa de las plantas). Así mismo no deja residuos, no mancha y se puede aplicar en cualquier etapa fenológica del cultivo.

Además, Efersil es un producto que contiene nanopartículas de ácido ortosilícico que es la única forma en que la planta puede asimilar el silicio. Forma una barrera en la cutícula de hojas y frutos; de esta manera, impide que ingrese diferentes tipos de hongos foliares. Así mismo, dificulta los hábitos alimenticios de insectos picadores, minadores y masticadores. Un ensayo con Efersil en Piura, demostró que se puede intercalar en un programa de aplicaciones de fungicidas, logrando reducir el número de aplicaciones y por ende los costos y riesgos de residuos al final de la cosecha.