Pasar al contenido principal

Los científicos validan una nueva tecnología que transforma el lodo de las aguas residuales en fertilizante de manera más eficiente

España Inglés

El crecimiento de la población mundial y el estilo de vida son las principales causas del aumento en el volumen de aguas residuales. Como resultado del tratamiento de estas aguas, se generan millones de toneladas de lodo de aguas residuales, llenando los vertederos y generando contaminación, olores desagradables y riesgos para la salud pública. Para combatir estos problemas, una de las alternativas más importantes es transformar el lodo de aguas residuales, que tiene un alto contenido de materia orgánica, en un recurso que puede usarse para fines agrícolas como fertilizante para cultivos.

El Grupo de Investigación RNM-271 del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba, junto con el Grupo de Investigación RNM-270 de la Universidad de Granada, ha validado con éxito una nueva tecnología que transforma los lodos de aguas residuales de manera más eficiente. El sistema, probado a escala industrial, evita los malos olores que se generan durante el proceso de compostaje. Además, reduce en hasta dos meses el tiempo necesario para estabilizar y esterilizar la materia orgánica del lodo y convertirla en fertilizante.